4 cosas para saber sobre tus ciclos

  • 9 febrero, 2018

Desde que la mujer tiene la menarquia o primera regla comienza su vida fértil que terminará con la menopausia.

A lo largo de todos esos años de vida fértil la mujer va a tener ciclos menstruales, a veces más cortos, a veces más largos. Aprender a conocer cómo son esos ciclos es básico para la salud reproductiva: para el momento en que desee tener hijos, para cuando desee posponer un embarazo, para detectar alteraciones o sospechar de patologías…

Hay cuatro cosas que se repiten en cada ciclo y que nos pueden ayudar:

1.¿Es una menstruación o es un sangrado intermenstrual?

¿Sabrías reconocer que ese flujo de sangre es una menstruación? Esto es importante, porque el primer día de flujo de menstruación es el primer día del ciclo nuevo, es el momento de empezar a contar para saber la duración que tendrá el ciclo en total. El flujo hemático puede ser más o menos abundante, depende de cada mujer. Solo un hecho nos confirma que ese sangrado es una menstruación: cuando ha habido ovulación días previos, aproximadamente 15 días antes. Si no se ha detectado ovulación ese sangrado no debe ser considerado regla y por lo tanto la mujer sigue en el mismo ciclo, y el sangrado probablemente sea un sangrado intermenstrual por la razón que sea.

2. ¿Cuáles son los días fértiles?

No existe un número exacto de días fértiles, ya que puede variar en cada mujer y en cada ciclo. Sí podemos decir que los días fértiles son los días previos a la ovulación más el tiempo que sobreviva el óvulo. La fase fértil de un ciclo comienza con la actividad estrogénica debido al desarrollo de los folículos del ovario. Los estrógenos actúan sobre el cérvix o cuello del útero, éste poco a poco se abre y comienza a segregar secreción fértil. Los espermatozoides en estos días tienen el acceso abierto y pueden quedarse escondidos en las criptas cervicales hasta el momento de la ovulación. Son días probables de embarazo, cuanto más cerca de la ovulación, mayor probabilidad, porque es cuando más secreción fértil hay, y ésta facilita el paso a los espermatozoides, mejora su movilidad y termina de madurarlos.

Aprender a reconocer la fase fértil con exactitud es posible con los Métodos Naturales: conociendo el patrón mucoso y la sensación del moco en vulva. La sensación y el moco cervical evolucionan a lo largo de la fase fértil constituyendo un patrón de cambio. Es un método muy sencillo de utilizar que sirve para todas las etapas reproductivas.

3. ¿He ovulado?

El tiempo de supervivencia del óvulo es de aproximadamente 24 horas. Hay varias formas de saber cuándo se va a ovular o si ya se ha ovulado. Algunas son:

  • Test de ovulación: los test son positivos cuando se produce el pico de LH, horas previas a la ovulación. Cuando dan positivo sabemos que la ovulación tendrá lugar entre las 12 y 36 horas siguientes.
  • Temperatura corporal basal: nos avisa una vez ya se ha ovulado. Cuando el óvulo se libera del folículo, éste se convierte en cuerpo lúteo, responsable de la liberación de progesterona. La progesterona actúa sobre el centro térmico del cerebro y la temperatura basal de la mujer se mantiene alta toda la fase lútea hasta la siguiente menstruación.
  • Indicador de secreción cervical: conociendo el patrón mucoso o de secreción cervical y la sensación del moco en vulva, la mujer aprende a delimitar con exactitud su fase fértil. Este indicador lo usa el Método de la Ovulación Billings, así como el Método Sintotérmico junto a otros indicadores.

4. ¿La fase lútea es normal?

Se llama también fase postovulatoria. Comprende todos los días desde el día después de la ovulación hasta el día anterior a la siguiente menstruación. La fase lútea necesita un tiempo mínimo de días porque es en ella donde se modifica el endometrio para una posible anidación del embrión y para que se mantenga el embarazo si lo hay.

La duración de la fase lútea es fija en todos los ciclos, entre 11 y 16 días. Si no es así hay que buscar las causas. La duración del ciclo en total es la suma de las dos fases: preovulatoria y postovulatoria. Los  cambios en la longitud de los ciclos dependen por tanto de la fase preovulatoria.

 

Te puede interesar también:

 

¿Quieres aprender a conocer tu fertilidad con un Método Natural? Puedes contactar conmigo aquí para recibir más información.

 

¡SÍGUEME EN LAS REDES SOCIALES! 
Facebook
Twitter
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *