El Conocimiento de la Fertilidad se basa en utilizar determinados indicadores o signos biológicos del cuerpo que permiten a la mujer saber cómo es su ciclo menstrual y diariamente saber si está en un momento fértil o infértil.

Los Indicadores de Fertilidad mayores son:

  •  Secreción Cervical: es el indicador por excelencia. No necesita ningún artilugio y es bastante sencillo. La secreción cervical cambia durante el ciclo dependiendo de las hormonas ováricas, produciendo en la mujer sensaciones diferentes en la vulva. Además el aspecto que pueda tener también sufre cambios. El aspecto y la sensación de la secreción se anotan siempre por la noche.
  • Temperatura Corporal Basal: con la ayuda de un termómetro y en condiciones concretas, la mujer es capaz de confirmar que ha ovulado. La subida de concentración de Progesterona después de ovular, actúa directamente sobre el centro termorregulador, provocando un ascenso térmico sostenido, hasta horas antes de la siguiente menstruación.
  • Autopalpación del cérvix: bajo la influencia de las hormonas ováricas el cuello uterino sufre diversas modificaciones, que la mujer puede apreciar simplemente palpándolo con los dedos. De primeras este indicador cuesta…se necesitan unos meses de aprendizaje. Sin embargo, las mujeres que lo utilizan hablan maravillas de él.

Existen otros Indicadores menores, que no tiene por qué tener toda mujer, sin embargo pueden ayudar en el seguimiento del ciclo: dolores abdominales, pélvicos y de espalda, molestias mamarias, ‘spotting’ o sangrado intermenstrual, entre otros.

Tipos de MÉTODOS Y SU EFICACIA:

Los Métodos de Conocimiento de la Fertilidad utilizan los distintos Indicadores biológicos mediante el registro diario de los mismos en gráficas específicas.

Los Métodos más modernos y más utilizados por su alta eficacia son el Método Sintotérmico y el Método de la Ovulación Billings.

 

  •  MÉTODOS SINTOTÉRMICOS

Son aquellos que combinan varios parámetros. Se basan en el ‘double check’ o doble comprobación. Generalmente utilizan: Temperatura Corporal Basal, Secreción Cervical y Autopalpación, con el apoyo de indicadores menores.

Su mayor complejidad, al utilizar varios parámetros, resulta satisfactoria para muchas parejas que se sienten más relajadas y confiadas al tener en cuenta varios síntomas.

Muy utilizado por su alta eficacia (más). La OMS otorga a este método entre un 98,6% y 99,7% de eficacia en la prevención de embarazo.

  • MÉTODO DE LA OVULACIÓN BILLINGS
2

Basado en la auto-observación de la secreción cervical (sensación y apariencia). Es un método muy sencillo para las usuarias, a pesar de toda la base científica que lo sustenta. Existe una la correlación científica entre el cérvix (la función cervical y los tipos de moco) con las hormonas  y las sensaciones de la vulva.

Muy utilizado por su alta eficacia,  la OMS le otorga un 98,9% de eficacia práctica para prevenir embarazos. Sin embargo, gracias a estudios de eficacia para validar el método se ha constatado que la eficacia práctica llega hasta un 99,5% (eficacia teórica 100%).

Así mismo, este método ayuda a concebir a parejas con infertilidad sin causa aparente (estudios de campo en China).

Se aconseja como método de primera elección en situaciones especiales como la lactancia o la premenopausia.

33
  •  Método de la Amenorrea de la Lactancia (MELA)

Durante el período de lactancia tras el parto y cuando ésta es exclusiva y a demanda, la mujer mantiene de forma natural un período variable de infertilidad. Se necesitan condiciones concretas para que la infertilidad se mantenga. Es importante seguir el Método de la Ovulación Billings cuanto antes, a pesar de cumplir las condiciones de infertilidad de la lactancia, para saber reconocer el momento de cambio. La eficacia que se le da es muy alta, entre un 97-98%.

  • MÉTODO DE LA TEMPERATURA CORPORAL BASAL
3

Basado en el cambio térmico que se produce en el cuerpo de la mujer al ovular.

Muy utilizado hoy en día por su alta eficacia, sobre todo combinado con otros indicadores.

No sirve para la búsqueda de embarazo ya que la temperatura sube una vez ya se ha ovulado por la acción de la progesterona.

  •  MÉTODO DE OGINO, RITMO O CALENDARIO

Determina el periodo fértil mediante cálculos basados en la duración del ciclo.

Fue el primero que se utilizó, en los años 30. Hoy en día es el menos utilizado, debido a que es útil sólo en mujeres muy regulares y es ineficaz para ciclos irregulares. Es un método obsoleto nada recomendado.

VENTAJAS Y BENEFICIOS

Utilizar los Métodos de conocimiento de la fertilidad implica una serie de ventajas y beneficios, entre ellos:

  • Indicados para conseguir embarazo: conocer los momentos más fértiles del ciclo facilita enormemente que la gestación tenga lugar. El seguimiento continuado de los ciclos permite sospechar de patologías y alteraciones que puedan dificultar la concepción, y tratar de solucionarlas.
  • Indicados para evitar, espaciar o posponer embarazos, lo que conocemos como Planificación familiar natural , con una eficacia superior a la de los métodos hormonales o de barrera.
  • Son métodos no invasivos, sin efectos secundarios ya que no interfieren con el ciclo ovárico.
  • Una vez aprendido, el conocimiento de la propia fertilidad sirve para toda la vida, y se podrá aplicar en cualquier momento de la etapa reproductiva de la mujer.
  • El conocimiento de la fertilidad permite detectar muy precozmente problemas ginecológicos y patologías. 
  • Eficaces para reconocer el retorno a la fertilidad tras un parto o lactancia.
  • Muy útiles para saber con certeza la fecha probable de parto.
  • Favorecen la comunicación y el conocimiento mutuo en la relación de pareja y matrimonio, adaptándose el hombre a los biorritmos de la mujer. Entre ellos hace que se cree un estilo de vida que incorpora a su sexualidad respeto, responsabilidad común y autodominio.