¿Es posible aprender la fertilidad y hacer un seguimiento de los ciclos en situaciones especiales?

 

Una situación especial es cualquiera que altera la duración o características de un ciclo normal (25-34 días).

Dentro de las situaciones especiales podemos encontrar dos tipos:

  • Situaciones especiales funcionales o no patológicas. Por ejemplo: estrés, postparto, lactancia, premenopausia o postpíldora. En cualquiera de ellas se realiza el seguimiento de la fertilidad con un método natural de forma sencilla. Puedes consultar más aquí sobre las sesiones y cursos de aprendizaje.

 

  • Situaciones especiales patológicas. En éstas aparecen alteraciones de los ciclos debido a una patología o enfermedad, en ocasiones oculta. Estas situaciones requieren, además del seguimiento de los ciclos, un ayuda médica extra y el apoyo con pruebas diagnósticas (ecografías, analíticas hormonales o análisis de la secreción cervical) para analizar en profundidad el problema causante de la alteración, y poder solucionarlo. La atención y seguimiento personalizado son fundamentales. Por ejemplo: endometriosis, alteraciones de cérvix, insuficiencia lútea, síndrome de ovario poliquístico, hipotiroidismo, entre otras. Cualquier situación patológica puede suponer un problema para la fertilidad de la pareja. Puedes acceder a más información en este apartado: Cómo tratar la Infertilidad.