¿Qué Método Natural elegir?

  • 20 marzo, 2019

¿Existe un sólo Método Natural para cada mujer, para cada pareja? ¿Cómo elegir bien sin equivocarse?

Este post tiene como finalidad orientar a aquellas personas que, ante el desconocimiento, dudan sobre qué Método Natural utilizar para el conocimiento de su fertilidad. Espero que los consejos sean de utilidad, y por su puesto, siempre me podéis preguntar cualquier duda.

La elección de un Método Natural como medio de Planificación Familiar es algo muy personal en la pareja. Las razones pueden ser muy variadas. A veces será una opción ética, religiosa, médica o incluso ecológica. Independientemente de la razón, lo más importante es que resulte útil, eficaz y accesible. Y para llegar a eso no existe un camino único. Es decir, hay varios Métodos Naturales perfectamente válidos que se pueden utilizar.

 

¿Qué características tiene que reunir un buen Método?

  • Es fundamental que el Método enseñe a la mujer a identificar sus días fértiles y el momento de la ovulación, para que la pareja pueda aprovechar el momento óptimo para lograr la gestación o evitar los días fértiles si desean posponer un embarazo.
  • Por ello, debe tener un fundamento científico basado en las observaciones y el registro que la mujer hace diariamente de uno o algunos de los indicadores de fertilidad o signos corporales. Éstos cambian a lo largo del ciclo debido a las variaciones hormonales (fsh, lh, estrógenos y progesterona), y son los siguientes: Secreción cervical, Cambios en el cuello, y Temperatura Corporal Basal.
  • Que tenga eficacia demostrada y una reglas o pautas claras para poder utilizarlo con seguridad y confianza.

 

¿Qué Método elegir?

Los más utilizados y conocidos son (entre paréntesis el indicador corporal que utilizan): el Método de la Ovulación Billings (sensación y secreción cervical), el Método de la Temperatura (temperatura), el Método Sintotérmico (secreción cervical, temperatura y cambios en el cuello) y el Modelo Creighton (secreción cervical). No hay ni mejor ni peor, todos ellos utilizan uno o varios indicadores de fertilidad, lo que les concede alta eficacia. La elección dependerá en gran medida de la persona acreditada que imparta la enseñanza y las preferencias de la mujer (comodidad, confianza, etcétera).

(*Breve inciso: El Método de Ogino, Cálculo o Calendario es anticuado y tiene baja eficacia. No utiliza ningún indicador de fertilidad).

Algunas pautas que pueden orientar a la elección:

  • Buscar qué métodos se enseñan en el lugar de residencia. Aunque hoy en día, cada vez más, existe la opción online, lo que facilita mucho las cosas.
  • Asegurarse que el centro o persona que lo imparte esté acreditado para ello. Es importante que quien enseña pase por periodos de reciclaje en la formación y esté validado para la enseñanza del método en cuestión. La eficacia en el reconocimiento de la propia fertilidad es alta, pero para eso es importante aprender bien bajo la supervisión inicial de una persona experta.
  • El conocimiento de la fertilidad se aplica de igual manera a diferentes tipos de ciclos y durante diferentes edades reproductivas. Sin embargo, según la situación reproductiva, quizá un método sea más aconsejado que otro en ese momento concreto. Por ejemplo, en el posparto la mujer se centrará más en la sensación y secreción cervical ya que en este periodo no es tan fácil incorporar la temperatura basal. En cualquier caso, lo mejor es preguntar y valorar distintas opciones si fuera necesario.
  • Aprender en grupo o individual. No es lo mismo aprender solo que con otras personas a la vez. Esta opción es muy personal y dependerá también de la economía y de los horarios. La enseñanza grupal es más económica y tiene la riqueza de compartir con otros la experiencia, pero te limita a fechas cerradas, y la opción individual es más cara pero es mucho más personalizada y flexible. De cualquier manera, lo importante es aprender bien.

Como último consejo, saber que es posible que, al empezar a utilizar un Método, después de un mínimo periodo de aprendizaje donde haya habido un deseo consciente y un uso real (si n

o se aplica bien o no hay intención de hacerlo, no sirve de nada), una no se adapta bien a él, no lo entiende, o no se siente segura. Como hemos visto, hay varias opciones fiables y no pasa nada por cambiar o modificar el tipo de registro.

Preguntar siempre.

 

Te puede interesar también:

 

¿Quieres aprender a conocer tu fertilidad con un Método Natural? Puedes contactar conmigo aquí para recibir más información.

 

¡SÍGUEME EN LAS REDES SOCIALES! 
Facebook
Twitter
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *