¿Tienes todas las fases del ciclo?

 

¿Quién no ha visto alguna vez este diagrama circular? Es una de las cientos de imágenes que aparecen cuando buscas en google “fases del ciclo menstrual”.

La razón de este post es aclarar pequeños matices, que en la práctica son importantes, y que si se desconocen pueden llevar a confusión a cualquier mujer que de una manera u otra quiera “controlar” su fertilidad.

En la imagen las 4 fases parecen estáticas, como si todas durasen siempre lo que pone, cuando no es así. Haciendo un breve repaso de todas ellas (entre paréntesis lo que corresponde con la imagen):

Primera fase (sangrado): MENSTRUACIÓN. Es de duración ligeramente variable en cada mujer, y puede verse alterada en momentos concretos de la vida, por ejemplo en el posparto o en la premenopausia. No a todas las mujeres les dura lo mismo, incluso algunas siguen manchando ligeramente hasta que ovulan.

Segunda fase (días infértiles): INFÉRTIL PREOVULATORIA. Abarca el tiempo desde que se termina la menstruación hasta que empieza la fase fértil. En el diagrama circular puede acabar resultando algo confuso, ya que parece que es de duración fija y presente en todos los ciclos, cuando al contrario, resulta que se caracteriza por ser totalmente variable, y hasta a veces ausente.

Tercera fase (días fértiles): FÉRTIL. Abarca desde que comienza la imparable cascada hormonal que culmina con la ovulación, y termina cuando el óvulo ya ha muerto. Es también variable en días, incluso en los ciclos de la misma mujer. Para delimitar bien esta fase, el quid está en aprender a reconocer la fase anterior y confirmar que se ha ovulado (leer más en Tres maneras sencillas de detectar la ovulación).

Cuarta fase (días infértiles): INFÉRTIL POSTOVULATORIA. Es la única la única fase del ciclo que es fija, permanente, con una duración de entre 11 y 16 días. Normalmente en la misma mujer varía 1 ó 2 días.

 

Lo bonito y hasta divertido de seguir los ciclos, es que cuando empezamos uno nuevo, no sabemos qué va a pasar con la tres primeras fases. Diversos factores pueden hacer que se alarguen, resultando un ciclo más largo de lo normal, a pesar de que la mujer sea usualmente regular (leer más en ¿Ciclos cortos o largos?). De ahí la importancia del registro diario, para poder reconocer bien cada fase y poder confirmar la ovulación. Esto es clave para que la planificación familiar sea realmente efectiva. Y, especialmente cuando se desea embarazo, reconocer dentro de la fase fértil cuáles son los días más fértiles es clave.

 

SI TIENES DUDAS PUEDES HACERNOS CUALQUIER CONSULTA SOBRE ESTE U OTRO TEMA CONTACTANDO CON NOSOTROS AQUÍ.
 RECUERDA QUE PUEDES SEGUIRNOS A TRAVÉS DE NUESTRAS REDES SOCIALES:
FACEBOOK 
TWITTER
INSTAGRAM
Siguenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *